COSTA DA MORTE (1º PARTE)



La Costa de la Muerte es más una ruta turística que tétrica por su historia y su posición geografía para los amantes de los acantilados y sobre todo, cuando existen historias y leyendas  de navíos ingleses hundidos le da una condición sumamente misteriosa para los amantes de la investigación de acertijos.


Posiblemente todos recordarán dicha costa por el hundimiento del Prestige. Pero la Costa de la Muerte antes de esta tragedia ya tenía forjada su historia a base de “piedra caliza de las lamentaciones”.
Costa da Morte (en gallego) es una región costera de la provincia de A Coruña que data desde Malpica hasta el Cabo Finisterre. La costa tiene bellos paisajes y fantásticas playas como Trece, Reira y Ariño (Camariñas), así como Lage, Traba, Soesto, Mar de Fora, O Rostro (Finisterre), Los Penedos de Pasarela y Traba, Cabo Vilán y Camelle.
Los ingleses hace más de doscientos años llamaron a la delimitación del Cabo Roncudo-Finisterre, Arco Finisterrano. Un tramo peligroso por sus fuertes corrientes, temporales, intensas nieblas y numerosos naufragios.
Como toda zona turística gallega tiene su historia y su leyenda. Sus habitantes fueron testigos de importantes naufragios, sesenta navíos en menos de cien años siendo el Cabo Tosto su mayor “valedor”.
Existe la leyenda de las Piedras de Muxía, fuente de sanación. Es un lugar de gran interés turístico que al menos uno debe visitar en su vida, al menos te hace recordar las épocas donde existían la brujas, las piedras blancas curativas, rituales… todo envuelto en una gran fiesta en la Romería de la Barca, en septiembre. Y como no, su gastronomía típica es el Congrio, pez cocinado en todas sus típicas variantes.


Entre sus puntos de interés turístico-histórico-cultural, destacaría el Cementerio de los Ingleses: en 1.890 el hundimiento del HMS Serpent (acorazado de la marina Real británica) en el cabo Tosto (Ría de Camariñas), donde murieron 172 marineros ingleses a escasos metros de la costa. Tras la tragedia se construyó el Faro de Cabo Vilán, el primer faro eléctrico de España, gran torre de granito rosado de 24 metros de altura en roca a más de 80 metros del mar, que a día de hoy sigue siendo uno de los de más alcance en toda la península ibérica.


Único acceso por carretera: Una vez llegados a A Coruña vuestro destino final es Santiago de Compostela. Llevad siempre con vosotros un chubasquero impermeable con capucha, en la costa hay mucha humedad aunque no quita que algún día salga un Sol espléndido. Con este mini mapa no deberíais tener problemas para saber dónde acabará el viaje, pero tened por seguro que no os arrepentiréis. Debéis de poneros en contacto con algún servicio de alquiler de vehículos, dado que el acceso a la zona costera solo se puede hacer por carretera. Desde A Coruña hasta Carballo por la AG-55 o la carretera AC-552 que continúa hasta Cee con desvíos hacia las localidades de la costa. No existe transporte marítimo de pasajeros a las islas Sisargas.

No te pierdas:

Los paisajes protegidos y de interés cultural “Penedos de Pasarela e Traba”, “Carnota-Monte Pindo” y “Monte e lagoa de Louro”.

En resumen:

Partiremos desde A Coruña a Carballo. Si lo que buscan es curación en lugar de ruta turística no hace falta pasar de Arteixo y visitar su balneario con sus aguas termales-medicinales.
Después de un día idílico nos dirigiremos a Carballo y después a Malpica de Bergantinos, primer punto de interés. Aquí aparte de visitar sus playas, sería bueno hacer noche en algún hotel. Un lugar de tapeo sería:
Café del Mar
Rueiro da Praia, 1
CP: 15113 Malpica de Bergantiños
T.: 981 721 119

Y para comer vete al Restaurante San Francisco (… nunca habrás comido igual en tu vida, todo eso sí con un buen Ribeiro o Albariño humm.., eso sí este sitio necesita reserva previa y ten preparada la cartera, porque comer vas a comer como nunca y pagar también). Mira esos percebes del Roncudo…


Y de paso mira esa factura aunque sea del 2012 te da una idea de lo que cuesta comer por la zona el marisquito fresco:


Dos puntos más de interés serían Camariñas y Muxía. El municipio posee otros núcleos de población importantes, Camelle y Ponte do Porto, siendo el primero un puerto pesquero y el segundo un pueblo comercial. Camelle y Arou fueron emplazamientos vikingos durante la Edad Media. De aquí lo más interesante es ver el faro y su emplazamiento en roca.
Aquí es recomendable pasar una noche en una confortable casa rural. Las hay a miles y de diferentes precios, coged la que más se ajuste a vuestras necesidades o a vuestros bolsillos. De cena no te puedes perder un buen pulpo a la gallega, además es típico en Camariñas.
Os dejo un ejemplo de lo que es rústico y cómodo:


Aunque llegareis tan cansados del día de viaje que os habéis dado, lugares de interés, fotos, vídeos, paisajes.. que os podríais dormir encima de una piedra que también os parecería de los más confortable.
Bueno aquí acaba la primera parte del viaje… queda salir de la casita rural y dirigirnos a Fisterra (antigua denominación Finisterre).. donde nos espera un día fantástico.


Descansemos de la intensidad del viaje por el noroeste de España con está fabulosa puesta de Sol de la Costa de la Muerte. Pero no se relajen demasiado que tenemos que continuar nuestra ruta....